Qué dice el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de EEUU sobre las várices

Muchas veces, en la búsqueda de información, comentarios y consejos acerca de un tema, nos surgen dudas respecto a qué dicen otros referentes. Algo que es muy bueno! Ya que esto, nos permite estar informados con diferentes puntos de vista sobre un mismo tema y tener mejor calidad de información.

Por esa razón,  hoy te queremos compartir qué es lo que dice el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangres de Estados Unidos acerca de las venas varicosas. Lo hemos extraído de su página oficial.

Resumen

Las varices son una afección frecuente causada por paredes de venas y válvulas débiles o dañadas. Las varices se pueden formar cuando la presión sanguínea aumenta dentro de sus venas. Puede ocurrir debido al embarazo, estreñimiento, un tumor, sobrepeso u obesidad.

Este problema de salud se centra principalmente por formar varices en las piernas, pero a veces, las varices se forman en otras partes del cuerpo. Las hemorroides por ejemplo, son un tipo de varices que se desarrollan en el recto. Los varioceles se producen en los testículos y pueden estar relacionados con la infertilidad en los hombres. Las várices también se pueden desarrollar en el esófago, estómago o hígado. Otros problemas de las venas que afectan los vasos sanguíneos más pequeños son la telangiectasia y las arañas vasculares.

Las venas tienen válvulas unidireccionales dentro de ellas que se abren y cierran para mantener la circulación de la sangre hacia el corazón. Sin embargo, las válvulas o paredes debilitadas o dañadas en las venas pueden hacer que la sangre se acumule e incluso fluya en sentido contrario. Esto se llama reflujo. Las venas pueden crecer y distorsionarse, dando lugar a las varices.

Usted puede correr un mayor riesgo de sufrir varices si es mayor, está sentado o de pie durante largos períodos, tiene un estilo de vida inactivo, tiene sobrepeso u obesidad, o tiene antecedentes familiares de varices o trombosis venosa profunda, un tipo de tromboembolismo venoso. El embarazo y el parto, especialmente los partos múltiples, también aumentan el riesgo de la mujer.

Los signos y síntomas de las varices incluyen venas abultadas y azuladas, hinchazón, dolor, sensación de pesadez en las piernas y los pies, picor, cambios en el color de la piel y calambres nocturnos en las piernas. A veces las venas varicosas pueden limitar sus actividades. Sus síntomas pueden empeorar cuando se sienta o está de pie durante largos períodos, y pueden mejorar cuando se acuesta o levanta los pies.

Para diagnosticar las venas varicosas, su médico le hará un examen físico y le preguntará acerca de sus síntomas, antecedentes familiares, niveles de actividad y estilo de vida. El médico puede evaluar la salud de las venas de las piernas mediante una ecografía u otras pruebas de diagnóstico por imágenes, como una radiografía o una tomografía computarizada (TC).

Tratamientos

Los tratamientos para las venas varicosas en las piernas incluyen cambios en el estilo de vida, procedimientos médicos para eliminarlas o cerrarlas, terapia de compresión y medicamentos. Según los síntomas, el médico puede recomendar una combinación de tratamientos o ningún tratamiento en absoluto. Existe la posibilidad de que se formen nuevas venas varicosas incluso después del tratamiento, o es posible que necesite ser tratado más de una vez.

Si está embarazada, es posible que el médico le recomiende una terapia de compresión y analgésicos para aliviar los síntomas de las várices, como el dolor o la pesadez en las piernas.

Cambios en su estilo de vida

Su médico le puede recomendar la adopción de cambios en su estilo de vida para ayudarle a aliviar los síntomas o evitar que las venas varicosas empeoren. Estos cambios pueden incluir:

  • Apuntar a tener un peso saludable. Esto mejorará el flujo sanguíneo y aliviará la presión en las venas.
  • Evitar estar de pie o sentado durante períodos prolongados. Al sentarse, levante los pies para que las piernas se eleven por encima del nivel del corazón.
  • Realizar actividad física para ayudar a que la sangre se mueva por las venas. El ejercicio intenso o vigoroso puede empeorar las varices. Antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pregúntele a su médico qué nivel de actividad física es el adecuado para usted.

Procedimientos

La mayoría de los procedimientos para las venas varicosas no requieren una larga recuperación.

Las opciones de procedimientos médicos incluyen:

  • Ablación endovenosa para cerrar una vena varicosa. El procedimiento utiliza láser o energía de radiofrecuencia para calentar el interior de la vena y cerrarla. Por lo general, se realiza en el consultorio del médico con ultrasonido para guiar el tratamiento. El médico adormece el área alrededor de la vena para que usted no sienta dolor durante el procedimiento. Los moretones, el dolor y los cambios en el color de la piel son comunes después de la ablación endovenosa. Las complicaciones más graves, como el entumecimiento, la tromboembolia venosa y las quemaduras de la piel, son poco frecuentes.
  • Escleroterapia para cerrar una vena varicosa. El médico inyecta químicos líquidos o espumas en la vena para cerrarla. La escleroterapia se realiza en el consultorio de su médico con la ayuda de ultrasonido. La escleroterapia líquida se utiliza a menudo para las arañas vasculares. Las complicaciones de la escleroterapia con espuma pueden incluir cambios en el color de la piel y, en raras ocasiones, tromboembolia venosa, daño nervioso, reacción alérgica grave o accidente cerebrovascular. Algunas personas pueden tener problemas temporales de visión, dolores de cabeza o estados mentales confusos.
  • Cirugía para eliminar las varices graves. El médico puede realizar pequeños cortes para eliminar las varices más pequeñas que se encuentran cerca de la superficie de la piel. En el caso de las venas más grandes y profundas, el médico puede usar herramientas para atarlas y eliminarlas en un procedimiento denominado ligadura o extracción de venas. La cirugía a menudo puede realizarse de forma ambulatoria, pero es posible que necesite medicamentos para ayudarle a dormir durante el procedimiento. Debido a que la cirugía puede implicar más dolor y un tiempo de recuperación más prolongado, esta opción suele ser sólo para las personas que no son candidatas para la ablación endovenosa o la escleroterapia. Las complicaciones de la cirugía pueden incluir infección, daño a los nervios, moretones, dolor y cambios en el color de la piel. Las complicaciones graves son poco frecuentes.

Terapia de Compresión

Su médico puede recomendar la terapia de compresión como tratamiento único o después de un procedimiento para eliminar o cerrar las venas varicosas. La terapia de compresión incluye medias elásticas especiales o vendas de compresión que ejercen una suave presión en las piernas para ayudar a evitar la hinchazón.

Para algunas personas, especialmente aquellas que tienen que estar sentadas o de pie durante largos períodos, la compresión puede ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y otros síntomas, como la sensación de pesadez en las piernas. Si está embarazada, su médico puede recomendarle una manguera de compresión.

La terapia de compresión sólo alivia los síntomas. La mayoría de los médicos ahora recomiendan procedimientos para corregir el problema de reflujo que está causando las varices.

Después de que se le realice un procedimiento para eliminar o cerrar las venas varicosas, el médico probablemente le recomendará medias de compresión durante al menos una semana. Las medias de compresión también pueden ayudar a curar las úlceras o llagas de las piernas que son una complicación de las venas varicosas. Debido a que los problemas de las venas son crónicos, su médico puede sugerirle que continúe usando medias de compresión.

Algunas personas descubren que las medias de compresión causan molestias, picazón, irritación de la piel o hinchazón.

Medicamentos

Su médico puede recomendar medicamentos para ayudar a aliviar el dolor de las venas varicosas. Diosmiplex es el único medicamento disponible aprobado para las venas varicosas. Este medicamento de origen vegetal puede ayudar con algunos síntomas y complicaciones de las varices, como hinchazón, úlceras y cambios en la piel y los tejidos de las piernas.

Pueden pasar varias semanas antes de que note alguna mejora. Los efectos secundarios pueden incluir problemas gastrointestinales y sarpullidos, pero éstos suelen ser menores.

 

Esta es la información que nos comparten.

Esperamos te haya servido, y recuerda que si quieres leerlo de su fuente original, en el siguiente link podrás acceder a él. (página oficial)

Saludos y buena salud para tu piel!

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*