¿Puede Una Crema Curar Las Varices?

Si has notado varices o arañas vasculares en tus piernas o alguna otra parte de tu cuerpo, probablemente lo primero que estés pensado en hacer, sea buscar en internet y elaborar algunos remedios y tratamientos caseros. Sin duda, encontrarás por Internet toda una amplia selección de métodos para elegir.

También puede que lo siguiente que quieras hacer, sea ir a tu farmacia más cercana y preguntar por alguna crema para varices. Ahí también encontrarás una variedad de cremas, geles y pomadas que te prometen eliminar las venas varicosas y arañas vasculares para siempre.  Pero…

¿Pueden realmente estas pomadas, geles y cremas hacer lo que prometen?

Y la respuesta corta a esto es, SI y NO a la vez.  Y a continuación te explicamos EXACTAMENTE porqué…

¿Porqué SI?

Está comprobado que hay algunas cremas y geles que SI ayudan a estimular, mejorar, y prolongar la aparición,  o también a enmascarar/ocultar la apariencia y los síntomas de las venas varicosas y arañas vasculares, sin embargo, debes saber que, de momento no son la solución DEFINITIVA y PERMANENTE a tu problema. ¿Porqué?

Dependiendo de qué producto elijas en el mercado (vamos a suponer el mejor de los casos – en donde eliges un buen producto), las cremas SI pueden ayudarte a tener un alivio para muchos de los síntomas de las varices y también ayudan a retrasar la aparición de las arañas vasculares durante un tiempo.

Sin embargo, las cremas aún no son capaces de tratar la verdadera causa raíz subyacente de las varices, por lo que, una crema no puede considerarse como una cura. Partiendo de esto último, pasamos entonces ahora a explicarte porqué NO.

¿Por qué NO?

Para entender por qué las cremas y geles para varices NO son la solución definitiva, hay que entender por qué se producen las varices.

Esencialmente, las venas varicosas brotan debido a un mal funcionamiento en lo profundo de las venas de las piernas. Estas cremas tópicas no pueden penetrar lo suficientemente profundo como para llegar a la raíz del problema, que no es más que una válvula debilitada incapaz de empujar el flujo de sangre de vuelta al corazón.

El cuerpo depende de estas pequeñas válvulas para poder devolver la sangre al corazón después de que las arterias hayan bombeado la sangre hasta las extremidades de tu cuerpo.

Cuando estas pequeñas válvulas pierden fuerza, la sangre queda inmóvil en la vena, obligando a las paredes de la vena a sobresalir hacia fuera pero por debajo de la piel.

En el siguiente vídeo que dura solo 1 minuto podrás observar una vena con una válvula sana que cierra correctamente y otra vena con una válvula que ha perdido fuerza para cerrarse (vena varicosa).

Esto mismo ocurre con las arañas vasculares, que son más pequeñas y superficiales. Estas “telarañas” de venas azules también pueden llegar a ser causadas por la exposición al sol y/o por herencia genética.

Debido a que aparecen cerca de la capa superior de la piel, algunas cremas son capaces de hacerlas desaparecer, siempre y cuando se realicen constantes masajes con la crema en las piernas o lugares donde estén las varices o arañitas. Y aunque estas desaparezcan, hay que tener en cuenta que las arañas vasculares permanecerán bajo la piel aunque no las veas.

Muchas cremas contienen ingredientes como la vitamina “K”, escoba de carnicero y el castaño de indias. Los ungüentos de vitamina “K” ayudan a desvanecer temporalmente la aparición de las arañas vasculares, pero no son una solución a largo plazo. Se dice que la escoba de carnicero y el castaño de indias tienen propiedades anti inflamatorias que podrían reducir la hinchazón asociada a las varices.

Como cualquier remedio casero para las varices y las arañas vasculares, las cremas no abordan la raíz del problema. Hasta que estas no sean tratadas por un profesional, es probable que continúes luchando contra las varices y las arañas vasculares.

Conclusión

Las cremas son baratas, no invasivas y no causan daño, sabiendo elegir los mejores productos, estas SI son capaces de aliviar síntomas, mejorar, estimular e incluso eliminar varices y arañitas si se tratan de casos no severos, también serán capaces de ayudarte a extender y prolongar la aparición de estas, y deberás tener siempre en cuenta de que tienes un problema congénito el cual se hará visible en algún momento si no tomas cartas en el asunto.

Así que si empiezas a notar algunos síntomas en tu cuerpo o consideras que eres alguien propenso a tener (embarazos, haces alguna actividad o tienes un trabajo donde permaneces mucho de pie, alguno de tus progenitores tiene o tuvo varices, etc). Puedes empezar a tomar algunas medidas y acciones que te ayuden en el corto plazo a ir aplazando la aparición de estas.

Algunos consejos que puedes ir aplicando son:

  • Aplica una ducha diaria de agua fría en tus piernas.
  • Evita las fuentes de calor como el sol o los baños calientes.
  • Toma 5 porciones de fruta o verdura.
  • Bebe al menos 1 litro y medio de agua al día.
  • Evita alimentos picantes, café, té y alcohol.
  • Evita la ropa ceñida.
  • Usa zapatos con un tacón de 3 o 4 cm.
  • Mantén tus piernas elevadas mientras duermes.
  • Evita permanecer de pie durante largos periodos de tiempo.
  • Se recomienda dormir de lado, pues favorece el drenaje de la sangre al corazón.

Busca una crema que te ayude principalmente a:

  • Restaurar las conexiones nerviosas, mejore y normalice la circulación de la sangre.
  • Fortalezca las capas endoteliales, para que  los vasos sanguíneos sean más fuertes y más elásticos.
  • Que detenga la formación de prostaglandinas, para detener así las inflamaciones.

Pero si lo que buscas es una solución a largo plazo, en lugar de comprar un producto que probablemente no te llegue a funcionar conforme a lo que tu esperabas, lo más conveniente sería buscar el consejo de un especialista en venas y analizar cada uno de los diferentes tratamientos y métodos no invasivos que existen para eliminar de forma permanentemente las varices y las arañas vasculares.

Los métodos más comunes que tu profesional puede llegar a explicarte son:

  1. Hacer cambios en tu estilo de vida: Ser más activa, buscar tu peso ideal.
  2. Procedimientos: Ablación endovenosa para cerrar una vena varicosa,  Escleroterapia para cerrar una vena varicosa, Terapias de laser o radiofrecuencia, Cirugía para eliminar las varices severas son algunos procedimientos, etc.
  3. Terapias de compresión: Uso de medias o bandas elásticas.
  4. Medicamentos: Receta para utilizar Diosmiplex.

Así que si antes de pasar a una solución de largo plazo, primero quieres usar una solución no invasiva y que te ayude a mejorar tu problema de varices o arañitas (siempre y cuando no sea un caso muy severo) ASEGURATE de adquirir un buen producto, ya que existen muchas imitaciones en el mercado.

De nuestro lado, te recomendamos Varikosette que aunque hay muchas imitaciones en el mercado, en este sitio podrás ser redirigido a la página oficial donde podrás comprarlo desde la casa matríz. No importa en qué país te encuentres, Varikosette hará llegar el producto hasta la puerta de tu casa.

¿Cómo adquirir Varikosette en tu país? 

  1. Haz clic en el botón de “PEDIR PRODUCTO DE FORMA SEGURA” y elige tu país.
  2. Una vez llegues al sitio oficial de tu país, lee la página completa y al final encontrarás un recuadro donde deberás:
    • Elegir tu país.
    • Pon tu nombre completo.
    • Número de teléfono.
  3. En los siguientes minutos recibirás una llamada por los teleoperadores de Varikosette de tu país, para confirmar tu pedido y dirección a donde quieres recibir la crema.
  4. En unos días recibirás tu pedido por correo postal (DHL, UPS, Correo local de tu país). Pagas el producto cuando el repartidor entrega el producto en tus manos, no es necesario tarjeta de crédito ni débito.

Esperamos esta información de haya servido y te ayude a tomar mejores decisiones.

No dejes que las cosas empeoren más! Actúa ahora mismo como muestra de amor propio a tu cuerpo y templo. Tienes el poder de evitarte mayores problemas a futuro.

¡Exitos!

Tu amigo Dopiel. Mejores consejos para tu piel!

 

 

También podría interesarte leer:

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*