Ácido Hialurónico | ¿Qué es y para qué sirve? [GUIA 2022]

Aunque no lo creas, AHORA MISMO tu cuerpo está produciendo esta increíble molécula amante del agua, y la utiliza para lubricar tus articulaciones, humedecer tus ojos y ayudar a tu piel y cabello a mantener la humedad que necesitan para mantenerse flexibles y con un aspecto joven.

Desde su descubrimiento en 1934, sigue intrigado a científicos de todo el mundo debido a la diversa variedad de funciones biológicas que desempeña a pesar de su simplicidad química.

Hoy, 80 años después de su descubrimiento, el Ácido Hialurónico en cremas se ha convertido en el caballo de batalla de los cosméticos para hidratar la piel y reducir la prominencia de las arrugas. En medicina, los cirujanos plásticos inyectan AH como relleno dérmico para levantar las áreas que han perdido volumen en la cara. Los oftalmólogos lo utilizan para proteger y lubricar los ojos durante la cirugía. Y las inyecciones de AH en las articulaciones pueden proporcionar un alivio de la osteoartritis durante meses. ¿Impresionante no?

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una molécula de azúcar (polisacárido) que nuestro cuerpo produce de forma natural y se encuentra presente en diferentes órganos y tejidos del cuerpo para mantener los niveles adecuados de humedad en ellos. La propiedad principal de esta molécula, es su capacidad de atraer y retener agua. Su función principal en nuestro cuerpo, es la de mantener a los diferentes órganos y tejidos, saludables e hidratados por medio de la retención de agua. Los dos principales usos se dan en la cosmética a través de cremas o sueros que ayudan a ralentizar y combatir los signos de la vejez, así como también en geles de relleno que se inyecta en diferentes lugares del rostro para corregir o modelar los rasgos faciales debido a la buena absorción que tiene en el cuerpo por ser una molécula la cual nuestro cuerpo ya posee de forma natural.

¿Para qué sirve el Ácido Hialurónico?

El ácido hialurónico en la cosmética sirve principalmente para hidratar la piel de forma profunda, rellenar las arrugas, alisar la piel y recuperar el volumen del rostro. Mientras que en la Medicina Estética se utiliza a través de inyecciones en el rostro que sirven para atenuar las líneas de expresión que se forman alrededor de la nariz y la boca, eliminar las pequeñas arrugas de los labios, las comisuras y su contorno, rellenar labios, pómulos, bolsas en los ojos y atenuar las patas de gallo. En todos los campos de la estética sirve elementalmente para atenuar los signos de la edad, frenar el envejecimiento y mejorar la apariencia de la piel.

En otros campos de la medicina, sirve para tratar la sequedad ocular, cirugías de cataratas, reducir problemas de artrosis realizando infiltraciones en las rodillas, caderas, pulgares. Sirve también para tratar infecciones urinarias, el reflujo ácido, mejor cicatrización de heridas y muchas otras afecciones. Estos son solo algunos de los principales usos para lo que sirve el ácido hialurónico.

¿Cómo funciona el ácido hialurónico?

Una molécula de ácido hialurónico funciona como un imán o esponja la cual atrae humedad del entorno que la rodea para que luego las células de la piel sean capaces de absorber, retener y equilibrar la suficiente cantidad de agua dentro de ellas.

Con esta molécula tampoco tendrás que preocuparte de que las células retengan demasiada agua, ya que el ácido hialurónico es una molécula inteligente la cual se encarga de regular la cantidad de agua que hay dentro de las células, impidiendo que estas se ahoguen.

Para que te hagas una idea de su sorprendente capacidad de retención de agua, un solo gramo de ácido hialurónico es capaz de llegar a retener hasta 6 litros de agua, y esto gracias a su capacidad de absorber hasta 1000 veces su peso en agua. Por esta razón, la cosmética recomienda utilizar ácido hialurónico combinado con cremas hidratantes o cuando se tiene el rostro húmedo luego de la limpieza facial, ya que es una molecula que atraerá toda el agua que encuentre a su al rededor .

Dado que el Ácido Hialurónico no es común en las fuentes de alimentos, nuestro cuerpo debe producirlo por sí mismo. Para ello, nuestro cuerpo construye largas cadenas de Ácido Hialurónico a partir de dos azúcares (ácido glucurónico y n-acetil glucosamina). Durante el día, en promedio podrás encontrar en una persona unos 15 gramos de ácido hialurónico en todo su cuerpo, y aproximadamente un tercio de ésta se degrada cada día. Del total de ácido hialurónico que tiene nuestro cuerpo, aproximadamente el 50% se encuentra en la piel.

Sin embargo, debido al proceso natural de envejecimiento y oxidación de nuestro cuerpo, su presencia y producción natural en nuestro organismo va disminuyendo de forma progresiva con el paso de los años, haciendo que sus niveles vayan reduciéndose, ocasionando así la pérdida de humedad que hace que nuestra piel se vuelva reseca, rígida y con líneas.

perdida de colageno y acido hialurónico

 

Funcionamiento químico de la molécula de ácido hialurónico

El ácido hialurónico pertenece a un tipo de moléculas largas y complicadas en forma de cadena llamadas polímeros. La cadena tiene muchos puntos en los que otros compuestos químicos (como el agua, por ejemplo) pueden engancharse. Es por eso que en apenas un cuarto de cucharadita de ácido hialurónico se puede llegar a contener aproximadamente un litro y medio de agua, lo que lo convierte en el mejor polímero -natural o artificial- para absorber agua (un ingrediente clave en los productos hidratantes de la cosmética).

Como tiene mucho espacio para que otras moléculas se adhieran, el ácido hialurónico es ideal para transportar otras moléculas por todo el cuerpo. También tiene la capacidad de adherirse a las células, por lo que la administración selectiva de medicamentos mediante el ácido hialurónico es un importante tema de estudio.

La estructura en forma de cadena del ácido hialurónico también significa que puede actuar como una estructura de andamio, permitiendo que los tejidos crezcan. Este es un paso clave en la curación de las heridas en el cuerpo. Los científicos también han encontrado ácido hialurónico en embriones humanos y están estudiando qué papel desempeña el ácido hialurónico en la reproducción y el desarrollo.

acido hialuronico funcionamiento
Funcionamiento del Ácido Hialurónico en la piel

Funciones del ácido hialurónico

  • Rellenar – En la piel funciona como relleno entre los espacios entre el colágeno y las fibras de elastina de la dermis, distribuyendo nutrientes e hidratando la piel gracias a su retención de agua. Al ser el ácido hialurónico una sustancia que ya está presente en nuestro cuerpo de forma natural, este no es rechazado, por lo tanto, es absorbido y asimilado por los tejidos, proporcionando así un mayor volumen.
  • Hidratar – En la piel se utiliza en cremas hidratantes, lociones, ungüentos y sueros que ayudan a lograr una hidratación profunda, atenuando así los signos de la vejez. En los ojos se utiliza para tratar la sequedad ocular.
  • Lubricar – Mantiene la viscosidad del líquido sinovial en articulaciones, lo que ayuda a evitar el dolor y las lesiones provocadas por el roce de los huesos entre sí. En los ojos ayuda a mantener la viscosidad del humor vítreo.

 

Uso y aplicaciones del Ácido Hialurónico:

Oftalmología:

El ácido hialurónico se utiliza para el tratamiento de ojo seco, también se utiliza para reconfortar el ojo durante una cirugía ocular y extracción de cataratas, cirugías del segmento anterior y posterior del ojo, implantación de lentes y la cirugía vítrea de la retina debido a su naturaleza protectora hacia el tejido expuesto, como el endotelio corneal. Es un importante mediador en la reconstrucción de la zona en la cirugía.

Osteoartritis:

Numerosas investigaciones demuestran la eficacia y seguridad que tiene el ácido hialurónico en el tratamiento de los problemas artríticos de la rodilla y otras articulaciones. La inyección de ácido hialurónico por administración intraarticular recupera la viscoelasticidad del líquido sinovial, inhibe su degradación y aumenta la concentración de ácido hialurónico endógeno aliviando el dolor.

Odontología:

Se usa para una mejor cicatrización y regeneración de las encías y mucosa oral. También se utiliza en el tratamiento quirúrgico de la articulación temporomandibular.

Mejor cicatrización:

El ácido hialurónico desempeña un papel destacado en los diversos procesos biológicos que son fundamentales para la cicatrización de las heridas. La cicatrización de las heridas es una cadena de procesos biológicos como la inflamación, la formación de tejido granular, la formación del epitelio dañado y su remodelación. Actúa como mediador en el conjunto de estos procesos y esa es la razón por la que el ácido hialurónico se utiliza para la curación de heridas como abrasiones, cicatrices postoperatorias, quemaduras de segundo y tercer grado, úlceras por presión y lesiones cutáneas externas.

Cosmética:

El ácido hialurónico se utiliza por su propiedad antienvejecimiento en muchos cosméticos antienvejecimiento disponibles en el mercado. La concentración de ácido hialurónico disminuye con el aumento de la edad y las vías metabólicas del ácido hialurónico también se alteran, lo que en última instancia provoca cambios en la piel. Se sintetiza ácido hialurónico de menor peso molecular que penetra fácilmente en la piel y restablece la concentración de ácido hialurónico. Forma una capa viscoelástica en la piel e impide la penetración de partículas externas y mantiene el contenido de humedad de la piel. Esta es la razón por la que el coste del ácido hialurónico es mucho mayor que el de otros polisacáridos extracelulares microbianos.

 

¿Formas de consumir o incorporar ácido hialurónico al cuerpo?

Hay muchas formas de incorporar el ácido hialurónico a nuestro cuerpo y vida diaria (ya sea solo o en productos que lo combinan con otros componentes). Muchos productos son de venta libre, otros en cambio necesitan una receta médica. Y para algunos cuantos productos, será necesario acudir a un profesional médico capacitado.

Ácido hialurónico sin receta médica:

Por vía oral: Podrás encontrar productos en forma de suplementos dietéticos y pastillas. Incluso podrás encontrar en un formato líquido que se puede mezclar con agua y luego beber. Tomar ácido hialurónico por vía oral puede tener muchos beneficios, entre ellos reducir el dolor de la artritis, mejorar la salud de la piel y mucho más.

Por vía tópica: Para la piel podrás encontrar productos como champús, lociones, cremas, geles, pomadas, parches y sueros. También puedes comprar ácido hialurónico en polvo y mezclarlo con agua para crear un suero de ácido hialurónico y luego aplicarlo en tu piel. El ácido hialurónico en la piel es especialmente útil para reducir la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Por mascarillas faciales: Para el rostro también podrás encontrar máscaras que contiene ácido hialurónico y además incluyen cremas hidratantes a base de agua, sueros y cuidado de la piel sin enjuague, apuntando a formas naturales, ecológicas y seguras para mantener un mejor aspecto. Para aquellas pieles deshidratadas y secas esta es una excelente presentación.

Las mascarillas de ácido hialurónico son suaves para todo tipo de pieles y pueden funcionar incluso en personas con pieles sensibles y enrojecidas.

Gotas para los ojos: Existe una gran variedad de colirios que contienen ácido hialurónico.

Para el contacto íntimo: También podrás encontrarlo como ingrediente en geles, cremas o lubricantes personales para la sequedad o el dolor vaginal, especialmente para las mujeres que experimentan la menopausia.

Ácido hialurónico con receta médica:

Si bien los siguientes productos requieren receta médica, todos sabemos que en la realidad siempre existen mercados donde pueden conseguirse productos sin receta, y aunque los expertos afirman que el ácido hialurónico es seguro, su uso inadecuado -especialmente inyectado- puede provocar complicaciones graves o incluso la muerte.

Por lo que lo más recomendado es aplicar los siguientes formatos de ácido hialurónico sólo con la asistencia de profesionales médicos formados y cualificados.

Por inyección:

inyeccion-acido-hialuronico-artritis
Inyección de Ácido Hialurónico en la rodilla para alivio de osteoartritis

Las inyecciones de ácido hialurónico en las articulaciones pueden aliviar el dolor causado por la artritis. También se suele utilizar con medicamentos administrados por vía intravenosa.

Los profesionales de la salud pueden prescribirlo fuera de indicación para tratar el dolor de vejiga (como el dolor causado por la cistitis intersticial).

Rellenos bajo la piel:

inyección de acido hialuronico bajo la piel
Dermorelleno de Ácido Hialurónico para la eliminación de patas de gallo

Los rellenos que contienen ácido hialurónico y colágeno (una proteína natural que también se encuentra en el cuerpo) se encuentran aprobados dentro de la industria médica y cosmética para ser inyectados bajo la piel. Estos rellenos ayudan a restablecer formas y modelar las características naturales del rostro que se pierden con el paso del tiempo, por ejemplo, añadir volumen a los labios, pómulos, mentón, nariz, etc. Tratar cicatrices del acné.

Absorción por la nariz: Algunos medicamentos utilizan ácido hialurónico porque ayuda al cuerpo a absorberlos, especialmente cuando se inhalan por la nariz.

Por inhalador/nebulizador: El ácido hialurónico puede tratar problemas respiratorios como el asma o las infecciones.

 

Tipos de Ácido Hialurónico

Los tipos de AH pueden dividirse en 3 grupos principales según su:

  1. Fuente de obtención – Orgánico, sintetizado.
  2. Estructura atómica – Reticulado, no reticulado
  3. Peso molecular – Bajo peso molecular, alto peso molecular

A continuación, te explicamos en qué consiste cada tipo.

  1. Tipos de ácido hialurónico según su fuente de producción
  • Ácido Hialurónico orgánico: Es aquél producido de forma natural por los organismos vivos. Ejemplo: El que nuestro cuerpo produce diariamente; el que aves como los gallos producen en su cresta de forma natural.
  • Ácido Hialurónico sintetizado: Es aquél que se obtiene por medio de técnicas de Bioingeniería. Ejemplo: El que se obtiene a través de fermentación bacteriana hecha en un laboratorio y que luego servirá como materia prima para los diferentes productos cosméticos.

 

  1. Tipos de ácido hialurónico según su estructura atómica

Debido a que el Ácido Hialurónico en su estado natural tarda una media de 72 horas antes de ser descompuesto y degradado en nuestro cuerpo por una enzima llamada “Hialuronidasa”. Los productores o fabricantes de AH suelen agregarle algo llamado “Agente reticular” el cual hace que el AH forme una estructura de malla o red que hace que a la “Hialuronidasa” le sea más difícil acceder para descomponerlo. Con esto, los fabricantes logran aumentar la vida media del AH dentro de nuestro organismo antes de que esta se degrade y así los tratamientos puedan durar más en nuestro cuerpo. Esta reticulación causada por el “Agente reticular”, permite obtener diferentes densidades de AH y así prolongar su vida media. Y gracias a este proceso de reticulación, el AH puede alcanzar duraciones de hasta 12 – 18 meses inclusive.

Por lo tanto, dependiendo de la estructura que formen las moléculas de AH entre ellas gracias a un agente reticular        , este puede dividirse en:

  • Ácido Hialurónico reticulado – Alta densidad: En este tipo de ácido, las moléculas están unidas entre ellas como una red o malla la cual hace que el producto tenga una mayor viscosidad y el organismo demore más en reabsorberlo, evitando así su pronta degradación. Se utiliza en tratamientos donde se necesita que el ácido actúe a nivel más profundo. Se infiltra por medio de una aguja o cánula muy fina con un producto anestésico en gel o ya incorporado en el vial. Y se utiliza principalmente para dar volumen y rellenar arrugas medias y profundas, perfilar diferentes zonas del rostro y el cuerpo (pómulos, contorno y aumento labial, surcos naso genianos, perfilado de reborde mandibular, ojeras, cicatrices de acné, etc.) La consistencia de los productos con esta estructura suele presentarse en forma de gel y su estabilidad y conservación puede rondar entre los 6-18 meses dependiendo del paciente, su edad y en qué área se use.
  • Ácido Hialurónico no reticulado – Baja densidad: En este otro tipo de ácido, las moléculas de ácido NO se unen para formar una malla, sino que circulan libremente actuando a nivel superficial para hidratar y darle más elasticidad y capacidad de regeneración a los fibroblastos (un tipo de célula que segrega proteínas de colágeno) en la piel. Dada esta característica molecular, puede incorporarse a cremas y productos estéticos además de posibilitar su combinación con otras sustancias como el colágeno y vitaminas destinados a hidratar la piel. Este estado está orientado principalmente para aportar una mejor hidratación y que la piel tenga tersura y textura. La consistencia de los productos es más líquida y su estabilidad y conservación, suelen llegar a durar 3 meses.

Si bien ambos tipos tienen estructura distinta, ambos comparten la capacidad de captar agua y el uso entre cada tipo depende del objetivo a lograr.

  1. Tipos de ácido hialurónico según su peso molecular

La unidad de medida que utiliza el sector cosmético para medir el peso de las moléculas es el “Dalton” que equivale aproximadamente a la décima parte de la masa del átomo de carbono. Se pueden encontrar 6 tipos diferentes de pesos moleculares para el ácido hialurónico, sin embargo, para efectos de simplicidad, la Industria Cosmética ha divido los pesos moleculares en 2 grandes grupos, los de alto peso molecular y los de bajo peso molecular.

  • Ácido Hialurónico de alto peso molecular (1000 – 1500 Kilo Dalton): Posee una molécula de gran tamaño, lo cual hace que sus partículas no penetren en la piel, sino que se depositen sobre la superficie y forme una película superficial viscoelástica que ayuda a proteger y retener el agua interior evitando su pérdida, logrando así una piel más lisa, turgente e hidratada. Gracias a que sus partículas no penetran profundo y pueden depositarse sobre la piel, este peso molecular aporta a la piel un efecto superficial de relleno.
  • Ácido Hialurónico de bajo peso molecular (20 – 50 Kilo Dalton): Tiene un tamaño de molécula muy pequeña que es capaz de penetrar las capas más profundas hasta llegar a la dermis, haciendo por lo tanto que en el interior se estimule la síntesis de colágeno, hidratación y ácido hialurónico natural de la piel, dando como resultado una piel más elástica y con volumen. Gracias a su profunda penetración, este tamaño de molécula cumple con una función rellenadora interna que atenúa las arrugas.

alto y bajo peso molecular - acido hialuronico

¿Cuál es mejor? ¿el ácido hialurónico de alto peso molecular o el de bajo peso molecular?

Como todo en la vida, no hay un “Mejor” absoluto, sino que todo va a depender de lo que se quiera lograr. Para lograr resultados más visibles el más indicado es el de alto peso molecular, ya que propicia a la piel de una barrera hidratante que brinda a la piel un aspecto más liso, digamos que es una molécula con un tamaño que trabaja más a corto plazo. Por otro lado, si lo que se desea es lograr una hidratación más profunda e intensa que active algunos procesos naturales de la piel para obtener una piel más elástica y voluminosa, el más indicado podría ser el de bajo peso molecular, la cual tiene un tamaño de molécula que trabaja más a largo plazo.

Si hay algo que ambos pesos moleculares tienen en común, es a la hora de atenuar las arrugas, ya que una lo haces desde el exterior y la otra desde el interior. Como ves, todo va a depender de lo que busques, por esta razón hay quienes suelen utilizar los dos tipos de ácido hialurónico a la vez. Por lo que también una buena idea es que adquieras un producto que en su formulación incluya diferentes tipos de peso molecular para poder llegar a los diferentes niveles celulares de la piel.

¿Por qué aplicar ácido hialurónico en la piel?

Una persona promedio tiene 15 gramos de ácido hialurónico distribuidos en los distintos órganos y tejidos de su cuerpo. Un tercio de estos 15 gramos se degrada y sintetiza cada día, este se descompone en presencia del hierro y luego es excretado a través del hígado para dar espacio a un nuevo suministro.

Nuestro cuerpo, tiene capacidad de renovar y producir 3 gramos de ácido hialurónico al día, lo que representa un aproximado de lo que nuestro cuerpo degrada cada día.

En nuestra piel, el ácido hialurónico dura menos de 1 día debido a que este se degrada y elimina de la piel por el proceso natural de descamación por renovación. Y además de la edad, otros elementos que reducen las cantidades de ácido hialurónico en la piel son: la radiación ultravioleta del sol, el humo del tabaco y la contaminación ambiental.

Cuando pasamos la barrera de los 30 años, esta capacidad que tiene el cuerpo para producir y renovar el ácido hialurónico, disminuye cada vez más debido al proceso de envejecimiento y los cambios hormonales en el cuerpo.

Al llegar a los 40 años, tenemos ya sólo la mitad (50%) de la reserva de ácido hialurónico que teníamos durante nuestros días de juventud, y también la capacidad que tenía nuestro cuerpo para producirla de forma natural se ve reducida a la mitad. Luego de los 60 años estas reservas se reducen incluso a menos de un 10%.

Un artículo del año 2016 publicado en Journal of the American Academy of Dermatology confirma que esta disminución comienza a los 20 años y llega a la mitad en algún momento de los 40. Esa caída en picada es la razón por la que muchas personas también notan los signos físicos del envejecimiento a los 40 años, como un aumento de las líneas finas y las arrugas para algunos y una piel cada vez más seca y apagada.

Por esta razón, suplementar a nuestra piel con ácido hialurónico de forma externa, puede ayudar a recuperar y ralentizar la disminución y los niveles perdidos a causa del paso del tiempo y los factores externos, además de disfrutar los beneficios que ofrece el ácido hialurónico al momento de aplicarlo como lo es la síntesis natural y estimulación en la creación de colágeno que ayudará a mantener nuestra piel suave, elástica e hidratada.

La aplicación diaria de ácido hialurónico hidratante aumenta los niveles de hidratación de la piel, suaviza las líneas de expresión y aclara el tono de la piel, al tiempo que equilibra la producción de las glándulas sebáceas.

¿Qué sucede en la piel cuando no tiene los niveles adecuados de ácido hialurónico?

En nuestra piel, por ejemplo, el resultado de la disminución en la producción de ácido hialurónico produce un aumento gradual de la deshidratación, la atrofia, la pérdida de elasticidad, la opacidad y la formación de arrugas: algunos de los principales signos del envejecimiento cutáneo.

El ácido hialurónico (AH) es esencial para mantener la piel hidratada gracias a su capacidad de atraer y retener las moléculas de agua. Una piel bien hidratada es necesaria para reforzar la epidermis y su barrera hidrolipídica, que funciona como un escudo sobre la piel: retiene la humedad y protege contra las bacterias.

Falta de ácido hialurónico

¿Cuáles son los beneficios de aplicar ácido hialurónico en la piel?

  • Ayuda a reponer volúmenes perdidos, estructurar los contornos faciales y mejorar la calidad de la piel
  • Reduce la aparición de líneas finas y arrugas, disminuyendo así todos los signos de envejecimiento
  • Restablece los niveles de agua en la barrera de la piel con una hidratación inigualable
  • Aumenta la resistencia de la piel, haciéndola capaz de protegerse y de luchar contra las toxinas y los radicales libres
  • Aunque el ácido hialurónico no puede sustituir a la elastina de la piel, puede ayudar a mejorar el aspecto de la piel flácida, aportando firmeza y mejorando los contornos del rostro
  • Ayuda a suavizar cualquier textura de la piel desigual y la pigmentación que se encuentra en la piel
  • No ayuda a la producción de la renovación de las células de la piel, pero si ayuda al proceso añadiendo hidratación y haciendo que las células parezcan más vibrantes durante más tiempo
  • Al promover el equilibrio de la humedad en la piel, el ácido hialurónico es capaz de controlar la cantidad de aceite producido, lo que resulta en menos poros bloqueados y brotes.

 

¿Qué tipos de pieles pueden usar ácido hialurónico?

Todos los tipos de pieles pueden usarlo.

  1. Pieles secas: Para aquellas pieles resecas y de aspecto cetrino, ayudará a recuperar un cutis radiante y lleno de vitalidad.
  2. Pieles grasas: El ácido hialurónico en la piel grasa ayuda a mantener un equilibrio adecuado de agua y los aceites naturales de la piel. Regula la producción de grasa, permitiendo conseguir un tono y una textura de piel más saludable. Debido a que el AH ayuda a equilibrar la producción de grasa de la piel, no hay preocupación de que se obstruyan los poros o se produzcan brotes por el uso de un producto tan hidratante. Si tiene alguna mancha activa, se puede tener la tranquilidad de que no se estarán añadiendo bacterias ni residuos adicionales. El ácido hialurónico en la piel grasa es un estupendo suplemento para que piel vuelva a producir la cantidad justa de grasa y mantener la hidratación en la piel. Permite que las glándulas sebáceas dejen de trabajar de forma excesiva y produzcan la cantidad justa de grasa que la piel necesita para mantener ese brillo joven y resplandeciente que desea.
  3. Pieles deshidratadas: Para dejar algo claro, todos los tipos de piel pueden deshidratarse, el consejo a recordar es no caer en la trampa de pensar que estas nuevas líneas de expresión son resultado del envejecimiento. El 99% de las veces la piel sólo tiene sed y la aplicación de hialurónico suavizará las líneas de expresión y hará que la piel se vea suave y llena de salud.
  4. Tipos de pieles sensibles: Si no te has adentrado en el mundo de los AHA (Alfa hidroxiácidos – son exfoliantes químicos que eliminan las células muertas para dejar tu piel más suave) el ácido hialurónico sería un gran punto de partida para equilibrar la barrera de la piel y construir un fuerte escudo protector contra los radicales libres, los agresores diarios y otras toxinas que pueden provocar irritación.

 

¿Cómo se utiliza el ácido hialurónico en la piel?

  1. Encuentra la fórmula adecuada para tu tipo de piel – El ácido hialurónico se encuentra principalmente en sueros a base de agua y a base de aceite, lo que significa que puede adaptar el suero a su tipo de piel, por ejemplo, las pieles secas se beneficiarían más del uso de un suero a base de aceite, mientras que las pieles grasas verían mejores resultados utilizando uno a base de agua.
  2. Prueba primero el producto – El ácido hialurónico destaca por ser lo suficientemente suave como para que lo utilicen todos los tipos de piel. Sin embargo, asegúrate de tomar algunas precauciones cuando pruebes un nuevo producto. Comienza con una prueba del producto aplicando una pequeña cantidad en una zona discreta, como detrás de la oreja, por ejemplo, durante 24 horas para asegurarse de que su piel no tiene ninguna reacción.
  3. Aplica el sérum después de la limpieza – Limpia y tonifica tu piel como lo harías normalmente, pero antes de aplicar tu crema hidratante, utiliza primero el ácido hialurónico para que la piel tenga la oportunidad de recibir un doble impulso de hidratación.
  4. Aplicar sobre la piel húmeda – Como se ha mencionado anteriormente, al ácido hialurónico le encanta absorber toda la humedad del entorno que la rodea. Al utilizar el ácido hialurónico sobre la piel ya húmeda, le das al ácido la oportunidad de absorberse en la piel más rápidamente y retener la humedad.
  5. Utilízalo de día y de noche – Debido a que el AH no es sensible a los rayos UV, a diferencia del ácido glicólico, puedes utilizarlo por la mañana y por la noche. Esto ayudará a tu piel de múltiples formas, ya que puedes combinar el ácido hialurónico con otros productos que contengan AHA, BHA y retinol para obtener resultados óptimos. Si solo quieres utilizarlo una vez por día, lo más recomendable es que lo utilices por la noche, ya que es durante las horas de descanso cuando en nuestro cuerpo tienen lugar los procesos de reparación y regeneración de la piel.

Añadir ácido hialurónico a todos los demás productos y rutina de cuidado de la piel, será un excelente complemento.

¿Cómo usar ácido hialurónico en la cara?

Cremas Hidratantes – Cuando utilizas una crema hidratante con ácido hialurónico en la cara, esta debe ser utilizada a tu rutina en el momento en que normalmente haces la hidratación. Lo ideal sería dos veces al día y siempre después de la limpieza, la exfoliación o la aplicación de sérums.

Ejemplo: Hyaluron Cellular Filler de Nivea

Ver Producto Hyaluron Cellular

Sérums – Cuando usas un sérum de ácido hialurónico, esta implica una rutina ligeramente diferente. Después de la limpieza (y del tónico, si utiliza un tónico), y con la piel todavía húmeda, aplica un par de gotas en el rostro con las palmas de las manos. No olvides aplicar una crema hidratante inmediatamente después para sellar toda esa hidratación.

Ejemplo: Sérum Inno Hialuron de Hendell Garden

inno gialuron

Ver Producto Inno Hialuron

El ácido hialurónico funciona muy bien con la mayoría de los ingredientes comunes para el cuidado de la piel, incluyendo:

  • Retinol
  • Vitamina C
  • Alfahidroxiácidos (AHA)
  • Beta hidroxiácidos (BHA)

Por lo tanto, no tendrás que preocuparte por modificar el resto de tu rutina.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

Ácido Hialurónico en la cara

ácido hialurónico en la cara

Una piel bien hidratada reduce la aparición de arrugas, lo que puede explicar por qué varios estudios demuestran que usar y suplementar la piel con ácido hialurónico hacen que la piel se vea más suave. Cuando se aplica a la superficie de la piel, los sueros de ácido hialurónico pueden reducir las arrugas, el enrojecimiento y la dermatitis.

Usar ácido hialurónico de bajo peso molecular en la cara través de cremas o sueros, nos servirá para penetrar en las capas inferiores de la piel y estimular la producción de colágeno y elastina, lo que nos permitirá obtener un cutis más joven, fresco y lleno de vitalidad.

Y cuando usamos ácido hialurónico de alto peso molecular de forma tópica en la cara, este nos servirá para atraer el agua de la atmósfera que rodea el rostro y de otras fórmulas de cuidado de la piel, encerrándola en las células de las capas inferiores, dejando el cutis rellenado e hidratado, con la barrera de la piel protegida de la exposición a los radicales libres, como los rayos UV, la contaminación y otros agresores ambientales, todo lo cual provoca daños en la piel. Este daño puede consistir en hiperpigmentación, signos prematuros de envejecimiento, como líneas finas y arrugas, así como flacidez de la piel.

Se ha demostrado que dosis de 120-240 mg al día durante al menos un mes, aumentan significativamente la hidratación de la piel y reducen la sequedad cutánea en personas mayores (Según Estudio)

Ácido Hialurónico en la nariz

Acido hialurónico en la nariz
Rinomodelación con Ácido Hialurónico

En la nariz el ácido hialurónico sirve como compuesto para rellenar, perfilar o corregir las imperfecciones por medio de un tratamiento estético llamado “rinomodelación con ácido hialurónico”.

Este procedimiento estético sencillo y ambulatorio consiste en la infiltración del compuesto a través de inyecciones en puntos concretos de la nariz para modificar su forma, todo el procedimiento dura solo unos pocos minutos y el resultado puede verse al momento.

El compuesto que se infiltra contiene ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica y/o toxina botulínica los cuales serán reabsorbidos para mejorar la estética de la nariz de forma instantánea e inmediata, y tendrá una duración aproximada de entre 12 y 16 meses.

Permite incorporar y llevar una vida normal al paciente una vez finalizada la sesión la cual suele no durar más de 20 minutos sin dejar marcas ni hematomas. Ayudándole así al paciente a mejorar su autoestima durante un tiempo prolongado desde el primer instante de su aplicación.

Ácido Hialurónico en las ojeras (bolsas en los ojos)

Ácido Hialurónico en bolsas en los ojos

El ácido hialurónico en ojeras sirve como relleno por medio de infiltraciones para aumentar el volumen y atenuar la ojera y su coloración, ayudando a que esta recupere su color natural, proporcionando un color uniforme al rostro sin necesidad de cirugía.

La piel de los párpados es 10 veces más fina que la del rostro en general, en algunas personas es tan fina que puede llegar a verse sus vasos sanguíneos y tener un tono más grisáceo como consecuencia de un drenaje vascular irregular, y debido a que la piel es tan fina en esta área, también suele presentar gran sensibilidad frente a las agresiones externas y medio ambientales.

Al rellenar la zona de la ojera con ácido hialurónico, lo que se consigue es que no se transparenten los tejidos blandos de la zona, de esta manera la piel adquiere un mayor grosor y tono más equilibrado, eliminando así la fatiga añadida que dan las ojeras al rostro.

Efectos del ácido hialurónico en la ojera

  • Hidratación profunda – Consigue mejorar la textura y aspecto de la piel, gracias al incremento en la producción de colágeno y elastina las cuales aportan firmeza y elasticidad en la piel.
  • Devuelve el volumen perdido – Gracias a la propiedad de atracción y retención de agua, permite regenerar el volumen perdido y modelar nuevamente la estructura que había perdido la piel.
  • Atenúa la pigmentación de las ojeras – La tonalidad grisácea es disimulada gracias al volumen proporcionado por el ácido hialurónico. Lo que le da al rostro un aspecto más natural y saludable.

Este tratamiento se realiza sin necesidad de anestesia y tiene una duración de aproximadamente 20 minutos. Los resultados podrán verse entre uno y dos días a partir del tratamiento, y el efecto del ácido hialurónico será visible durante un período de entre 9 meses y 1 año, el cual puede variar dependiendo de las características de la piel de cada persona.

Ácido Hialurónico en pómulos y mejillas

ácido hialurónico en pomulos

El ácido hialurónico en los pómulos y mejillas sirve para rellenar y reponer los niveles de grasa, colágeno y elastina perdidos con el paso del tiempo y que hacen que se caigan y hundan. Al mismo tiempo que hidratan la zona, rellena y alisa la piel flácida o hueca dando como resultado unos pómulos más acolchados y definidos, reequilibrando el rostro y eliminando el aspecto demacrado. Los pómulos con volumen son un signo de juventud, y el ácido hialurónico es un excelente aliado para eliminar el aspecto hundido de las mejillas y levantar todo el rostro.

¿En qué consiste el levantamiento de pómulos y mejillas con ácido hialurónico?

Los rellenos de ácido hialurónico consiguen un levantamiento de mejillas cuando se inyectan bajo la piel de los pómulos. Para la mayoría de los pacientes, el tratamiento es completamente indoloro, ya que los rellenos dérmicos de las mejillas contienen un anestésico incorporado. Sin embargo, algunos pacientes pueden optar por que se les aplique una crema anestésica en las mejillas antes de realizar el tratamiento. En este caso, su profesional de lifting de pómulos comenzará las inyecciones después de 5 a 10 minutos de la aplicación de la crema.

Dependiendo de sus necesidades personales, que serán exploradas en su consulta, su profesional puede inyectar sus mejillas en varias áreas para lograr el levantamiento que está buscando. A menudo se consigue una excelente definición cuando se aplica el relleno dérmico de mejillas por encima de los pómulos. Pero también puede introducirse en las almohadillas de grasa de las regiones submalar y anteromedial, por debajo del borde de las mejillas, para reponer el volumen en las zonas deprimidas y aplanar las líneas nasolabiales.

Los tratamientos típicos duran entre 20 y 30 minutos, pudiendo ver los resultados al instante. El relleno tardará uno o dos días en asentarse por completo, por lo que se recomienda evitar cualquier actividad extenuante durante este tiempo.

Ácido Hialurónico en los labios

Ácido hialurónico en labios

El ácido hialurónico en los labios sirve como relleno para mejorar la forma, estructura y volumen. Una vez inyectado, el gel del relleno sostiene y da forma a los tejidos de los labios con unos efectos que suelen durar unos seis meses aproximadamente. A partir de entonces, se necesitará de nuevas inyecciones con relleno para mantener el volumen en los labios. Las inyecciones pueden administrarse gradualmente durante diferentes sesiones hasta conseguir los resultados deseados.

Nuestros labios son la parte más fina de nuestro cuerpo, ya que sólo tienen entre 3 y 5 capas celulares, mientras que el resto del cuerpo tiene 16 capas celulares. A medida que envejecemos, el colágeno que hace que nuestros labios sean más gruesos disminuye de forma natural, lo que provoca su adelgazamiento. El uso de productos labiales con ácido hialurónico funciona de la misma manera que la piel: se une al agua para aportar hidratación a la piel de los labios, dejándolos con una sensación de plenitud y un aumento de volumen.

Además, debido a que los rellenos de ácido hialurónico están hechos de sustancias similares a las que se encuentran en el cuerpo, es poco probable que causen una reacción alérgica. Sin embargo, si eres alérgico a la lidocaína, deberás informar a tu médico antes de someterte al tratamiento.

Ácido Hialurónico en Mentón o mandíbulas

acido hialuronico en menton

El ácido hialurónico en el mentón o mandíbulas se utiliza para añadir simetría, contorno y definición del perfil lateral en el rostro si se desea una estructura facial más equilibrada. Los rellenos de mentón ayudan a crear una línea de la mandíbula más definida, haciendo que el rostro parezca más joven. Y debido a que el mentón es un componente crítico de la cara y juega un papel importante en la percepción de la estética facial, un relleno de ácido hialurónico puede añadir más definición entre la cara y el cuello.

Las inyecciones de relleno para mentón o mandíbulas son procedimientos relativamente sencillos que los médicos realizan en un consultorio o clínica. Se utilizan varias técnicas que emplean cánulas o agujas para inyectar AH al realizar el aumento del mentón. Son una alternativa a la cirugía permanente de implante de mentón. Cualquiera que considere la posibilidad de aplicarse inyecciones de relleno en el mentón debe hablar con un cirujano estético certificado.

¿Qué son los rellenos maxilares con ácido hialurónico?

Los rellenos mandibulares con AH son geles que se inyectan en la piel. Proporcionan volumen y estimulan la producción de ácido hialurónico o colágeno. Esto puede disminuir la apariencia de flacidez, la piel holgada y la pérdida de hueso alrededor de la mandíbula.

El relleno de mandíbula con AH puede utilizarse para:

  • Reducir los efectos de la pérdida de volumen relacionada con la edad en la parte inferior de la cara
  • Crear un aspecto más ovalado de la mandíbula
  • Reducir la apariencia de la papada
  • Contornear la línea de la mandíbula, dándole un aspecto más afilado
  • Equilibrar una línea de la mandíbula asimétrica
  • Reforzar o añadir proporción al mentón
  • Proporcionar una base sólida y un marco para el rostro

El procedimiento de relleno de la mandíbula también se conoce como contorno no quirúrgico de la línea de la mandíbula. Es un procedimiento cosmético mínimamente invasivo que sólo debe ser realizado por un profesional experimentado y con licencia, como un:

  • Cirujano plástico
  • Dermatólogo
  • Enfermero/a profesional
  • Asistente médico

Cuando se inyecta estratégicamente a lo largo de la mandíbula (maxilar inferior), los rellenos mandibulares crean una separación más definida entre la línea de la mandíbula y el cuello.

En Estados Unidos no todos los tipos han sido aprobados para esta zona de la cara por la FDA (Food and Drug Administrarion) Administración de Alimentos y Medicamentos. Pero muchos médicos utilizan rellenos fuera de etiqueta para el aumento del mentón y para definir la línea de la mandíbula. Los rellenos mandibulares más comunes que tu médico puede llegar a utilizar son:

  • Ácido Hialurónico (Restylane Lyft y Juvederm Voluma o Volux)
  • Hidroxiapatita de calcio (CaHA) (Radiesse)

Existen varios tipos de rellenos dérmicos que tu médico podría recomendarte para la mandíbula y el mentón. Pero actualmente, el único relleno aprobado por la FDA para el aumento de la mandíbula y el mentón es Juvederm Volux.

El relleno de la mandíbula por sí solo no suele recomendarse para eliminar la papada. Pero puede ser beneficioso para esta condición cuando se combina con otros procedimientos.

Ácido Hialurónico en Encías

El ácido hialurónico es especialmente adecuado para dar tratamiento a infecciones y enfermedades periodontales de las encías en estado agudo (gingivitis, periodontitis). El ácido hialurónico en alta concentración proporciona un alivio inmediato de los síntomas de las enfermedades periodontales, tales como:

  • Gingivitis (encías inflamadas y sangrantes)
  • Enfermedades periodontales (bolsas periodontales)
  • Encías lesionadas debido a diferentes intervenciones (extracción de dientes, etc.)
  • Irritación de los tejidos de la cavidad oral (prótesis permanentes o temporales, coronas, FPD-s)

El AH reduce el sangrado de las encías, estimula su regeneración, protege la mucosa de las infecciones y reduce la inflamación. Su aplicación es perfectamente segura para todos. No existe ninguna contraindicación, efectos secundarios indeseables ni interacción con ningún otro medicamento.

El ácido hialurónico se administra en las zonas inflamadas en forma de gel. Su principio activo reduce el sangrado de las encías, estimula su regeneración y protege la mucosa de las infecciones. Sin embargo, no olvidemos que la base de todo tipo de tratamiento de las encías es la eliminación del sarro y de la placa depositada en los dientes y el mantenimiento del estado libre de placa.

Ácido Hialurónico en heridas

El ácido hialurónico desempeña un papel clave en la curación de heridas. Está presente de forma natural en la piel, y su concentración aumenta cuando hay daños que deben ser reparados. El ácido hialurónico ayuda a que las heridas cicatricen más rápido regulando los niveles de inflamación y dando señales al cuerpo para que construya más vasos sanguíneos en la zona dañada. Se ha demostrado que su aplicación en heridas de la piel reduce el tamaño de las mismas y disminuye el dolor más rápidamente comparado a un placebo o ausencia de tratamiento. El ácido hialurónico también tiene propiedades antibacterianas, por lo que puede ayudar a reducir el riesgo de infección cuando se aplica directamente en heridas abiertas.

Ácido Hialurónico en el cabello

El ácido hialurónico en el cabello sirve para añadir humedad a los folículos pilosos y ayuda a proporcionar un aspecto suave y menos encrespado. Cuando el cabello carece de ácido hialurónico (lo que ocurre de forma natural con la edad) es probable que notes mechones secos y finos. Por lo tanto, los suplementos o tratamientos capilares tópicos que contienen ácido hialurónico podrían:

  • Ayudar a revitalizar el cabello
  • Aumentar la capacidad del cabello para retener la humedad
  • Mejorar el aspecto y la textura general del cabello

Si tienes problemas de piel seca en el cuero cabelludo, el ácido hialurónico también puede ayudar a hidratar las zonas escamadas y secas. Probablemente notarás los mayores beneficios si tienes el pelo dañado y encrespado. El cabello ultra seco y dañado, como el que ha sido decolorado una y otra vez, es más poroso que el cabello sano. El cabello poroso tiene más dificultades para retener el agua, por lo que la humedad que entra en sus hebras hace que se revitalice de nuevo.

El ácido hialurónico ayuda a reducir la porosidad para minimizar la pérdida de humedad.

Para obtener los mejores resultados, aplique su acondicionador o suero después del champú. Aplícalo con un masaje en el cuero cabelludo mientras el pelo está todavía húmedo. Si tienes el pelo especialmente encrespado o seco, o si ves que tu cabello pierde fuerza con la edad, puedes utilizar este tipo de producto a diario.

Aunque aún hay pocas investigaciones sobre los beneficios del ácido hialurónico para el cabello, parece que tiene cierto potencial para aumentar la hidratación del cabello y mejorar su aspecto.

Ácido Hialurónico en la rodilla

Ácido hialurónico en rodilla

Aunque no existe una cura para la artrosis, hay muchas opciones de tratamiento disponibles para ayudar a las personas a controlar el dolor y mantenerse activas. En sus primeras fases, la artritis de rodilla se trata con métodos no quirúrgicos. Su médico puede recomendarle una serie de tratamientos, entre ellos

  • Modificar sus actividades
  • Pérdida de peso
  • Analgésicos, como el paracetamol o los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno
  • Fisioterapia
  • Inyecciones de corticosteroides
  • Uso de bálsamos (como por ejemplo Flekosteel)

Otra opción de tratamiento es un procedimiento llamado visco suplementación. Si ha probado todos los demás métodos de tratamiento no quirúrgico y el dolor sigue limitando sus actividades, la visco suplementación puede ser una opción.

En este procedimiento, se inyecta en la articulación de la rodilla un líquido gelatinoso llamado ácido hialurónico. El ácido hialurónico es una sustancia natural que se encuentra en el líquido sinovial que rodea las articulaciones. Actúa como lubricante para permitir que los huesos se muevan suavemente unos sobre otros y como amortiguador de las cargas articulares. Las personas con artrosis tienen una concentración de ácido hialurónico en las articulaciones inferior a la normal. La teoría es que añadir ácido hialurónico a la articulación artrósica facilitará el movimiento y reducirá el dolor.

Sin embargo, las investigaciones más recientes no han demostrado que la visco suplementación sea eficaz para reducir significativamente el dolor o mejorar la función. Aunque algunos pacientes informan de un alivio del dolor con el procedimiento, a algunas personas no les ayudan las inyecciones. La visco suplementación se utilizó por primera vez en Europa y Asia, y fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. en 1997. En la actualidad se comercializan varios preparados de ácido hialurónico.

¿Puede el ácido hialurónico curar por completo mi problema de artrosis en la rodilla?

Por desgracia, no. Las inyecciones de ácido hialurónico no curarán todas las dolencias de la rodilla. Sin embargo, las inyecciones pueden ser muy eficaces para la artrosis. Las inyecciones de ácido hialurónico rellenan el revestimiento de las rodillas, lo que puede aliviar el dolor hasta seis meses.

Sin embargo, el tratamiento no es tan eficaz en otras afecciones dolorosas de la rodilla, como roturas de ligamentos, tendinitis o esguinces. Las inyecciones de ácido hialurónico restauran el revestimiento de las articulaciones, pero no reparan el tejido.

¿Qué resultados esperar después de ponerse una inyección de ácido hialurónico en la rodilla?

Cada persona responde a las inyecciones de ácido hialurónico de forma diferente. Es posible que tenga un alivio casi inmediato o que la inflamación y el dolor de las rodillas tarden unas semanas en desaparecer. Pronto notará que puede moverse con más facilidad y sin dolor.

La mayoría de los pacientes tienen un alivio del dolor durante 4-6 meses. Puede recibir inyecciones de ácido hialurónico cada seis meses aproximadamente. Muchos pacientes descubren que las inyecciones alivian lo suficiente como para retrasar o incluso evitar la operación de prótesis de rodilla.

Procedimiento

Dependiendo del producto utilizado, recibirá de una a cinco inyecciones a lo largo de varias semanas.

Durante el procedimiento, si hay alguna hinchazón en la rodilla, el médico puede eliminar (aspirar) el exceso de líquidos antes de inyectar el ácido hialurónico. Por lo general, la aspiración y la inyección se realizan con una sola aguja que se inyecta en la articulación, aunque algunos médicos prefieren utilizar dos jeringas distintas.

Durante las primeras 48 horas después de la inyección, debe evitar la actividad excesiva, como correr o levantar objetos pesados.

 

Ácido Hialurónico en Glúteos

acido hialurónico en gluteos

El ácido hialurónico en glúteos se utiliza como dermorelleno a través de cánulas finas para aumentar el tamaño y mejorar la forma de los glúteos sin necesidad de someterse a una cirugía. Se diferencia del lifting de glúteos brasileño el cual utiliza inyecciones de grasa para aumentar el volumen.

¿Para quienes es apto este procedimiento?

Este nuevo procedimiento puede ser una alternativa ideal para personas que buscan dar volumen a sus glúteos, ya sea porque son genéticamente pequeños, han perdido sus curvas naturales debido a la edad, a la pérdida de peso, o simplemente quieren conseguir una forma más redondeada en sus glúteos. Es un procedimiento apto para aquellas personas que buscan un tratamiento mínimamente invasivo o aquellas que pueden no ser aptas para una cirugía de implantes o transferencia de grasa debido a la falta de exceso de grasa corporal.

Procedimiento

Durante el tratamiento, el médico inyectará un relleno con ácido hialurónico en zonas específicas de sus glúteos, ayudándole a conseguir la forma deseada añadiendo volumen y contorno. Una forma de glúteos comúnmente solicitada es el “corazón al revés”, mientras que en casos más raros se solicita una forma de “C” redondeada.

La cantidad de relleno que se utiliza puede ajustarse en función del volumen que el paciente desee añadir a su trasero.

Los inyectables de glúteos se suelen administrar con anestesia local, por lo que no se siente ningún dolor, ya que la zona de los glúteos estará completamente adormecida. El procedimiento suele durar entre 60 y 90 minutos aproximadamente.

Ventajas

Una de las mayores ventajas de este procedimiento es que permite al paciente controlar el aspecto y la sensación de los glúteos durante el tratamiento y añadir más volumen si lo desea.

Los resultados se obtienen de forma inmediata y tienen una duración de 2 a 3 años incluso, que necesita retoques de mantenimiento cada 12 meses, los cuales suelen requerir menos relleno para que los resultados se mantengan a lo largo del tiempo.

Ventajas del ácido hialurónico

Retiene la humedad: El ácido hialurónico ayuda a reponer y retener la humedad de las células, lo que da lugar a una piel hidratada y rellena.

Reduce la aparición de arrugas: Dado que la piel deshidratada es una de las principales causas de las arrugas, el ácido hialurónico repone la humedad perdida y ayuda a reducir la aparición de cualquier línea fina.

Es una opción segura de relleno: Dado que la composición del ácido hialurónico está tan estrechamente relacionada con las sustancias de nuestro cuerpo, funciona bien como relleno que no causa mayor irritación. También puede añadir volumen a zonas como los labios y las mejillas, que pierden volumen de forma natural con el tiempo.

Es de rápida absorción: A diferencia de algunos productos para el cuidado de la piel, el ácido hialurónico se absorbe rápidamente en la piel, lo que significa que se pierde menos producto.

No irrita: En su mayor parte, el ácido hialurónico no irrita y es seguro para todos los tipos de piel.

Se disuelve de forma natural: Cuando se utiliza como relleno, el ácido hialurónico dura alrededor de un año. Se disuelve de forma natural, lo que significa que no hay que acudir a un médico para que retire el relleno.

Tiene múltiples formas de uso: Dado que puedes utilizar el ácido hialurónico de forma tópica, inyectarlo o tomarlo como suplemento, hay muchas opciones sobre cómo y cuándo utilizarlo.

Productos disponibles sin receta médica: A diferencia de algunos ingredientes para el cuidado de la piel, los productos de ácido hialurónico están disponibles en la mayoría de las tiendas de belleza y farmacias.

 

Origen y descubrimiento del Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico fue descubierto en 1934 por los oftalmólogos Karl Meyer y John Palmerer de la Universidad de Columbia (Nueva York) cuando analizaban el cuerpo vítreo de los ojos de las vacas, usando acetona fría fueron capaces de precipitar las primeras muestras de Ácido Hialurónico.

Lo caracterizaron como un ácido polisacárido altamente higroscópico y de alto peso molecular. Descubrieron que esta sustancia tenía dos moléculas de azúcar, una de las cuales era el ácido urónico. El nombre de Ácido Hialurónico proviene de «hialoide», que significa vítreo y de «ácido urónico».

En 1942 se utilizó por primera vez con fines comerciales. Sin embargo, no fue hasta los años 70 cuando se creó el primer producto de uso médico constituido a base de este compuesto.

 

¿Cómo se obtiene y produce el ácido hialurónico?

En nuestro cuerpo

El ácido hialurónico se produce en las células a través de la acción de unas enzimas, llamadas ácido hialurónico sintetasas, que se hallan en la parte interior de la membrana celular. Luego, el ácido hialurónico es extrudido a través de poros.

Producción Industrial

Debido a que el ácido hialurónico no puede obtenerse por medio de reacciones químicas de moléculas orgánicas, los mecanismos de obtención Industrial se dan ya sea por medio de técnicas de bioingeniería como lo es la fermentación bacteriana, o por medio de fuentes naturales en la extracción de tejidos animales.

La fabricación industrial del ácido hialurónico por lo tanto se basa en dos procesos principales.

  1. La extracción a partir de tejidos animales
  2. La fermentación microbiana mediante cepas bacterianas.

Ambas tecnologías producen hialuronano polidisperso de alto peso molecular para aplicaciones biomédicas y cosméticas.

Obtención a partir de tejido animal

En la obtención a partir de tejido animal, una de las fuentes suele ser las crestas de gallo que proceden como desecho de la Industria Avícola, ya que estas tienen una gran superficie de piel la cual contiene una alta concentración de ácido hialurónico (7,5 miligramos por gramo) en respuesta a la testosterona del ave.

Cabe destacar que esta fuente empieza a ser parte del pasado y a reducirse cada vez más dada la preferencia de las personas por aquellos cosméticos que usan como fuente los procesos de bioingeniería en vez de las fuentes de origen animal.

En el pasado otra fuente principal de origen animal procedía del cuerpo vítreo y líquido sinovial de las articulaciones del ganado vacuno, sin embargo, a partir del problema de las vacas loca, estas fuentes fueron fuertemente criticadas y reducidas.

Obtención por medio de fermentación bacteriana – Técnicas de Bioingeniería

El AH fermentado procede de grandes cultivos bacterianos. Se utilizan bacterias que recubren sus paredes celulares con AH (como una especie de escudo sobre ellas) que les ayuda a evadir el sistema inmunitario de quien las hospeda y así puedan pasar inadvertidas. Luego este AH es excretado por la bacteria de forma continua, y finalmente esta excreción es tomada por el fabricante, dejando a las bacterias intactas para que nuevamente continúen con la producción.

Las cepas de estreptococos, especialmente Streptococcus equi, son los microbios elegidos para la mayoría de las fermentaciones de AH porque producen naturalmente AH en cantidades razonablemente grandes.

Otras especies del grupo más amplio de bacterias del ácido láctico también producen AH, y empresas como Givaudan están explorando bacterias y levaduras modificadas genéticamente con la esperanza de obtener mayores rendimientos, un aislamiento más fácil y una longitud de cadena de polímero adaptada.

Producción y obtención de Ácido Hialurónico en la actualidad

En la actualidad, la mayor parte de AH procede de la fermentación bacteriana dada la creciente demanda de productos de belleza veganos y nuevos comportamientos del consumidor, lo que ha hecho que en general la Industria Cosmética empezara a alejarse de los subproductos de origen animal.

Otra de las razones por las que la industria cosmética se empezó a alejar de las fuentes de origen animal, es debido a las alergias y otros efectos secundarios procedentes de sustancias no deseadas como endotoxinas las cuales suelen estar presentes en las fuentes de origen animal.

En la Industria Médica el AH procedente de fuentes animales también está perdiendo terreno, ya que solo la mitad de las marcas de productos para inyecciones de rodillas son de origen animal. Mientras que, para las principales marcas estadounidenses productoras de rellenos para la piel con ácido hialurónico, NINGUNA es de origen animal.

Y debido a la alta demanda de AH en el mundo, se siguen desarrollando distintos compuestos, como por ejemplo el Ácido Hialurónico No-Animal y estabilizado (NAHSA) para el cual no es necesario ningún test en la piel gracias a que no contiene ningún tipo de proteína de origen animal.

La tendencia es producir AH por medio de procesos biotecnológicos, por lo que las compañías más grandes ya están destinando grandes sumas de inversión en la investigación de nuevos procesos de producción basados en la fermentación.

Una Industria en crecimiento

El precio del ácido hialurónico como materia prima, puede oscilar entre los 300 y 2.500 dólares por kilo, dependiendo del grado y peso molecular del ácido. En el año 2004 el precio por kilo incluso llegó a situarse alrededor de los 5.000 euros.

El mercado de Ácido Hialurónico representa una Industria que equivale a 200 millones de dólares a nivel mundial. Tan solo en el año 2019 había un aproximado de 12,000 productos basados en esta materia prima, generando una Industria de productos terminados equivalente a unos 20.000 millones de dólares.

A diferencia de otros ingredientes cosméticos que han tenido su ascenso y caída en el mercado, el AH sigue siendo muy buscado por los consumidores, que lo ven como uno de los pocos ingredientes que realmente funcionan como promete.

 

Preguntas Frecuentes

Cómo usar el ácido hialurónico en la cara?

Cremas Hidratantes – Cuando utilizas una crema hidratante con ácido hialurónico en la cara, esta debe ser utilizada en tu rutina en el momento en que normalmente haces la hidratación.

Lo ideal sería dos veces al día y siempre después de la limpieza, la exfoliación o la aplicación de sérums.

Sérums – Cuando usas un sérum de ácido hialurónico, esta implica una rutina ligeramente diferente. Después de la limpieza, y con la piel todavía húmeda, aplica un par de gotas en el rostro con las palmas de las manos. No olvides aplicar una crema hidratante inmediatamente después para sellar toda esa hidratación.

El ácido hialurónico funciona muy bien con la mayoría de los ingredientes comunes para el cuidado de la piel, incluyendo:

  • Retinol
  • Vitamina C
  • Alfahidroxiácidos (AHA)
  • Beta hidroxiácidos (BHA)

Por lo tanto, no tendrás que preocuparte por modificar el resto de tu rutina.

¿El ácido hialurónico funciona?

Sí, dependiendo de cómo se utilice. Es una molécula versátil y los científicos siguen encontrando nuevas y beneficiosas formas de utilizarla. En la actualidad, se utiliza sobre todo para la salud de la piel, las articulaciones y los ojos. También es objeto de cientos de estudios y ensayos científicos en todo el mundo.

¿Qué aporta el ácido hialurónico a la piel?

El uso prolongado de suero de ácido hialurónico en la piel o en un suplemento tomado por vía oral puede mejorar la salud general de la piel. Además, es ideal para mejorar la flexibilidad y la elasticidad de la piel en general (es decir, hace que la piel sea más elástica y suave).

¿El ácido hialurónico es bueno para el acné?

El ácido hialurónico se utiliza ampliamente como ingrediente de rellenos que reparan o disimulan las cicatrices dejadas por el acné. Se han realizado algunas investigaciones limitadas sobre combinaciones de ácido hialurónico y otros medicamentos para tratar el acné, pero hasta ahora no hay muchas pruebas de que sean eficaces.

¿Es seguro el ácido hialurónico?

Sí, dependiendo de cómo se utilice. Los sueros y productos de ácido hialurónico de venta libre aplicados sobre la piel (cremas, lociones, etc.) o en productos para el cuidado de los ojos se consideran seguros.

Los suplementos de ácido hialurónico tomados por vía oral también se consideran seguros (pero debe informar a su proveedor de atención médica sobre ellos, como lo haría con cualquier otro medicamento, vitamina o suplemento).

Los productos de ácido hialurónico con prescripción médica deben usarse exactamente según las instrucciones de su proveedor. Las inyecciones de cualquier tipo que contengan ácido hialurónico sólo deben ser administradas por un profesional médico autorizado y cualificado.

¿Cuándo debo hablar con mi médico sobre el ácido hialurónico?

Si está interesado en utilizar el ácido hialurónico como suplemento, debería hablar con su proveedor de atención médica sobre este producto. También puede preguntarle sobre las opciones de tratamiento que utilizan el ácido hialurónico para las siguientes afecciones o propósitos:

  • La salud de la piel (especialmente la sequedad, las cicatrices, la rigidez y las enfermedades cutáneas como la esclerodermia y la queratosis actínica).
  • Salud ocular, especialmente para el tratamiento de la sequedad ocular.
  • Salud de las articulaciones, especialmente para tratar la artritis y las lesiones de los tejidos blandos.
  • Para las heridas que tardan en cicatrizar.
  • Como opción de tratamiento para el dolor de vejiga, especialmente el causado por la cistitis intersticial.
  • Afecciones respiratorias como el asma.

¿A partir de qué edad se puede usar el ácido hialurónico?

El AH no tiene límite de edad y podrás comprobar los numerosos beneficios antienvejecimiento y nutritivos que aporta este ingrediente estrella. Si tienes más de 25 años y no observas ningún signo de envejecimiento, el uso de ácido hialurónico retrasará la aparición de líneas y arrugas visibles en la piel. Personas mayores que ya hayan notado algunos signos de envejecimiento en la piel, podrán descubrir que el ácido hialurónico no sólo alisa el cutis, sino que también retrasa el adelgazamiento de la piel, su sensibilización y ayuda al aspecto general del rostro.

 

 

Me gustó, quiero compartir esto en:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.