10 Mitos Y Creencias Acerca De Las Varices

MITO #1: Las venas varicosas son sólo cosméticas

Por supuesto, hay un componente cosmético en las varices. La mayoría de las veces, se pueden ver en las piernas, y pueden hacer que te resulte incómodo llevar pantalones cortos o faldas. Las arañas vasculares, por el contrario, son una versión más pequeña de las varices que son puramente cosméticas. Las venas varicosas pueden tener un impacto significativo en su salud y en lo mucho que disfruta de su vida. Las venas varicosas pueden:

  • ser incómodas o dolorosas
  • causar la hinchazón…
  • crear cambios en el color de tu piel, o que hagan  se vuelva más gruesa…
  • aumentar el riesgo de coágulos de sangre
  • sangran mucho cuando se lesionan

MITO #2: Sólo las mujeres tienen venas varicosas

Cerca de un tercio de todos los adultos tienen varices. Si bien es cierto que se producen más comúnmente en las mujeres, los hombres también pueden tener varices.

 

MITO #3: Las venas varicosas son un problema para gente mayor

El riesgo de desarrollar venas varicosas aumenta con la edad, pero incluso los adultos jóvenes pueden desarrollarlas.

MITO #4: No se puede hacer nada para tratar las venas varicosas

La verdad es que usted tiene muchas opciones de tratamiento para las várices, desde cambiar sus hábitos alimenticios, cirugías, hasta opciones no quirúrgicas mínimamente invasivas. Y puede que haya cosas que pueda hacer, empezando ahora mismo, para reducir los síntomas de las varices. En el caso de algunas personas afectadas por las várices, se ha comprobado que lo siguiente resulta útil para reducir los síntomas:

  • elevar los pies al nivel del corazón durante 30 minutos, 4 veces al día, lo que puede disminuir la presión en las venas
  • para algunas personas con sobrepeso, la pérdida de peso puede beneficiar a sus piernas – también puede mejorar la salud en general
  • La actividad física regular significa que los músculos se mueven, lo que puede mantener la sangre en movimiento y puede mejorar los síntomas 

Debe preguntarle a su médico sobre otras opciones.

MITO #5: La cirugía es la única opción de tratamiento para las venas varicosas

Si tu abuela tenía varices, probablemente hacerse una cirugía era la única opción que ella tenía para poder solucionar su problema de raíz. Pero hoy en día, hay opciones de tratamiento de varices menos invasivas disponibles para aquellas personas que desean tratar sus venas varicosas. Sí, la cirugía sigue siendo una opción y puede ser preferida en ciertas situaciones, pero hay varios enfoques mínimamente invasivos disponibles:

  • Escleroterapia – Un agente esclerosante, o cicatrizante, se mezcla con aire y se inyecta en la vena. Esto cierra la vena y redirige el flujo sanguíneo lejos de las venas varicosas.
  • Ablación endovenosa – Esto utiliza calor para destruir la vena desde el interior y luego redirige la sangre hacia otras venas más sanas.
  • Microflebectomía – Se hacen varias incisiones pequeñas, de 2 a 3 mm o alrededor de 1/10 de pulgada, en la piel para eliminar las venas superficiales. Esto se realiza a menudo junto con un tratamiento endovenoso.

MITO #6: El tratamiento de las venas varicosas es doloroso

La cirugía tradicional para las varices puede implicar una recuperación dolorosa, pero muchos pacientes informan de una curación más rápida y con menos dolor después de someterse a un tratamiento mínimamente invasivo. 

MITO #7: Los tratamientos son sólo con fines cosméticos

Es cierto que los tratamientos disponibles actualmente probablemente mejorarán la apariencia de sus piernas, pero sus otros síntomas, incluyendo la incomodidad, la pesadez y la hinchazón, a menudo también mejoran con el tratamiento. 

MITO #8: Las venas siempre volverán después del tratamiento

Las varices no siempre vuelven después del tratamiento. El riesgo de que vuelvan es algo mayor después de la cirugía, pero las técnicas mínimamente invasivas disponibles hoy en día tienen en realidad un menor riesgo de reaparición. 

MITO #9: El seguro no paga el tratamiento de las varices

Esto puede o no ser cierto, dependiendo de su plan y cobertura. Debe ponerse en contacto con su proveedor de seguro médico para ver si los tratamientos para las venas varicosas están cubiertos. Muchos planes de seguros cubren el tratamiento si experimenta dolor, hinchazón o sangrado.

MITO #10: Las mujeres necesitan esperar hasta después de tener hijos para buscar tratamiento

Incluso si está en la etapa de planificación familiar, puede someterse a tratamientos de varices en los embarazos.

Ahora que se han desacreditado estos mitos sobre las várices, es posible que le interese seguir explorando sus opciones de tratamiento. Y si cree que tiene varices, pero aún no ha hablado con su médico, pida una cita hoy mismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*